Ceppelini debutó y Canobbio volvió