Home   »   Eliminatorias  »  Selección

Uruguay, herido y sin gol

La celeste volvió al Gran Parque Central, donde empató 0:0 ante Colombia. A pesar de los regresos de Luis Suárez y de Edinson Cavani, el equipo no fue contundente. De Arrascaeta y Giménez, sentidos.




La bronca de Luis Suárez, junto a Nahitan Nández, con el asistente venezolano Tulio Moreno, luego del tanto correctamente anulado al goleador.


7 octubre, 2021
Eliminatorias Selección

La noche de emoción con la selección en el Gran Parque Central y los 18 mil uruguayos en las tribunas -pendientes, como el país, del partido, y con en el sentimiento que une a los compatriotas alrededor del mundo- culminó en un empate impensado.

 

Uruguay avasalló a Colombia en un tiempo en el que el resultado simplemente se explicó en lo impredecible que es el fútbol. Los celestes abrumaron y ejercieron su dominio, ahogaron al rival y lo minimizaron. La señal más visible en esos 45’ no dejó dudas: mientras el arquero colombiano David Ospina se transformó en el responsable directo de haber evitado el colapso, Fernando Muslera entró en juego cuando sus compañeros se apoyaron en el golero para salir jugando desde el fondo. Sin embargo, en el encuentro en que volvieron Luis Suárez y Edinson Cavani -cada uno estuvo 45’ en cancha-, el grito de gol estuvo ausente. La ineficacia asomó como un castigo implacable.

 

¿Qué pasó para que ocurriera ese final imprevisto? Todo cambió en el complemento. La supremacía en todos los sectores le abrió paso a un desarrollo equilibrado. Fernando Muslera salvó el arco en dos oportunidades, una vez en forma oportunísima ante el colombiano Zapata. Colombia dejó atrás su palidez ofensiva, reanimó su ataque y, entonces, el seleccionado -inexpresivo en su fútbol- rondó tres veces el área de enfrente.

 

La superioridad del equipo uruguayo en el comienzo se construyó en los volantes, de altísimo vuelo. Valverde, Vecino y Bentancur acumularon anticipos, cortando y asistiendo. Valverde y Bentancur derrocharon precisión, con pases colosales. La velocidad de Brian Rodríguez y la vuelta de Luis Suárez, el goleador siempre ambicioso, recargaron el ataque, que parecía devastador. El golero colombiano Ospina contuvo el grito en fantástica atajada ante un cabezazo de Godin –también intervino De Arrascaeta en el rebote- y luego en un tiro libre de Valverde. Las situaciones netas se acumularon incluyendo un gol anulado a Luis Suárez por posición adelantada.

 

Edinson Cavani y Darwin Núñez también retornaron en el segundo tramo. Suárez había cerrado los primeros 45’ con un corte. La lesión de Giménez y de De Arrascaeta acentuó la herida celeste con las bajas, y en proyección a los próximos partidos. Se mantuvo la ambición. Gastón Pereiro se sumó a la presión. El elenco celeste intentó seguir con la iniciativa, pero también padeció la ofensiva visitante, con lo cual Colombia se acercó y Muslera respondió. Y el festival del arranque terminó en preocupación.

 

 

Torneo Clausura 2021