Álvarez Martínez se desgarró

Wanderers, el gran ganador

Peñarol: el peor comienzo