Novick, Xisco y Nahuelpán desde la tribuna